Developer's Diary

5 noviembre, 2013

Más alla del Fibonacci

Filed under: Opinion — Etiquetas: , , — 3nk1 @ 1:47 AM

Este es uno de esos artículos que llevaba bastante tiempo deseando escribir, pero que nunca había encontrado el momento adecuado o no terminaba de decidirme por escribir, no obstante ese día ha llegado.

Es un artículo completamente de opinión, no quiero que nadie se ofenda y espero que quien no esté del todo de acuerdo, que pueda simplemente escribir en los comentarios para comenzar una sana discusión.

Me gustaría empezar esta entrada del blog con este fragmento de la serie Shameless USA, que corresponde al capitulo 3×09.

Tristemente, está es la realidad de la universidad y no solo de la estadounidense.

Les contaré un poco de mi vida personal. El año pasado, me matriculé en la universidad de mi ciudad, estaba en cierta parte ilusionado, no ilusionado por obtener un titulo, ya que soy de ese grupo de desarrolladores de software que piensa que los titulos no valen para nada y a las pruebas me remito, la mayoría de desarrolladores de software que me han llegado a impresionar no han terminado o ni siquiera tienen estudios universitarios relacionados con la informática.

Sabía más o menos lo que me iba a encontrar en la universidad, pero aún así, tenía la esperanza de encontrar un reto, de tener una motivación. Ni que decir tiene, que no pase un año para nada negativo en la universidad y tuve experiencias y conocí gente bastante positiva. Pero no me resulto alentador. No me resulto alentador por varias razones.

La primera, la falta de motivación. No vi motivación en la universidad, no vi un personal universitario, en su mayoría, que deseara motivar al alumnado, que les incitará a crear ideas, a compartir conocimientos, es más incluso me vi lastrado para poder compartir los míos propios.

La segunda, no incitar a estudiar. Cuando quiero decir esto, no me refiero a estudiar respecto a las materias, la informática es una “ingenieria” en la que debes estudiar por tu cuenta y es cuando terminas unos estudios, cuando realmente empiezas a formarte. No digo que fuese el profesorado el que te formara, porque eso es imposible, si no más bien que alentara a formarte.

La tercera, para enseñar a ser profesional, debes haber sido un profesional. No ocurre con todo el mundo, pero si con la inmensa mayoria. ¿Como puede ser que un grupo de personas te estén preparando para un mundo laboral, Cuando ellos mismos nunca han pertenecido a ese entramado? Es algo que no comprendo en la educación profesional, al menos la que me toca por conocer. Que muchas de esas personas que te instruyen en una profesión, son incapaces de hacerlo correctamente, cuando han pasado de realizar sus estudios, a formar a personas como ellos lo fueron previamente.

La cuarta, no traer a los jóvenes a la realidad. Alucinaba, cuando muchos de mis compañeros, decían orgullosos y muy seguros de si mismos que cuando salieran de la carrera estarían ostentando puestos de analistas o jefes de proyecto y que nunca deberían desarrollar. ¿De donde tomaron esa idea? ¿Como es que nadie se la ha quitado de encima? Lo más triste, es que esto tampoco es algo que sea único en mi entorno, si no que se da en muchas más.

La quinta y por la que me decidí finalmente a escribir este artículo, realmente no te enseñan a ser ingeniero de software. Está quinta es un poco de las cuatro anteriores y es una razón en si misma. Es duro, es muy duro ver, como las cosas que se enseñan en la universidad que deberían estar en primer plano, porque son las que como profesional ves que importan, pasan a un segundo plano y lo que piensas que es paja o realmente no tiene importancia a un primero.

Un ejemplo claro, es usar la depuración, durante todo el año pude ver como ningún profesor se dignaba a enseñar como realizar una depuración a una aplicación, cuando a mí, me permitió aprender mucho sobre el funcionamiento de una aplicación. Hay dos aspectos irónicos en esto, el primero, que me paraba a mostrarselo a compañeros y tardaba unos escasos quince minutos, lo segundo, es que al repetir en más de una ocasión esa pequeña clase de quince minutos del uso de un depurador, se lo comenté a algunos profesores e incluso me preste voluntario para instruir en esa herramienta y la respuesta fue “no da tiempo” remarcando que tarde un total de quince minutos.

Por otro lado, desde siempre he pensado que la programación, son planteamientos de problemas, problemas donde realmente puedes librarte más o menos de las interrogantes y puedes ir solucionando. Lo triste, es que durante la mayoría de tiempo que pasas en la universidad, no te muestran problemas que puedes encontrarte el día de mañana en el mundo profesional, en cambio te dan algoritmos, te dan algoritmos para que los soluciones. “Modificas algoritmos” Eso conlleva que posteriormente, plantees problemas reales a tus compañeros, que se pueden encontrar en la vida real y no sean capaces de resolverlos, incluso dándoles pistas.

Y con esto llegamos a la verdadera razón del post. Hace un par de semanas, pude dar una charla donde hablaba del desarrollo de videojuegos indie, tampoco soy un gran experto, aunque, algo sé sobre el tema. Una de las razones principales de querer dar esta charla era como moscas a la miel, atraer a los alumnos de la universidad para que se viesen atraídos, lo conseguí y después de conseguirlo pude hablar un poco con ellos y me comentaban, ilusionados, que mi charla los motivaba a seguir estudiando, ni que decir tiene, que ese puede ser uno de los mayores premios que puedes recibir, a lo que les respondía bromeando, es que aquí ves una ejecución real del código y no la 40º implementación de Fibonacci. Porque sí amigos, uno de esos algoritmos que modificas una y otra vez, es el algoritmo de Fibonacci. Tengo que decirles que durante mis años de experiencia profesional, nunca me hizo falta usar el algoritmo de Fibonacci para ninguno de mis proyectos, pero te llevas toda tu vida universitaria realizando modificaciones del mismo, irónico.

Lo que si resulta más irónico, es el hecho de que días después recibía un correo ofreciendome una prueba que llevaba tiempo esperando, ilusionado abrí el correo pensando cual sería mi primer reto, con que me partiría la cabeza y me llevaría hasta alta horas de la madrugada peleando, ¿Qué me encontré? Realizar una implementación de Fibonacci.

Me gustaría enseñaros un pequeño secreto a voces, como bien cuenta nuestro ficticio candidato a entrar a la MIT en el video, muchos ya han modificado los algoritmos de matemáticos que llevan siglos muertos y existen páginas tales como esta. ¿Cual es el reto? ¿Donde esta el problema? No veo nada interesante en implementar una vez más el algoritmo de Fibonacci, es por ello que en mi prueba tome ese algoritmo, de esa página y encontré el reto, mi reto fue cargarlo dinámicamente, demostrando que no lo pensé yo.

Pero si pensé en como extraer el fragmento de html del link, si estudie el código para saber que era optimo y lo mejor aún, estudié como era posible compilar código de manera dinámica dentro de una aplicación. Y eso amigos, si que es un verdadero problema.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: